COMO CREAR UNA EMPRESA CON EL MENOR RIESGO DE INVERSIÓN

montar empresa eldacoworking

Cuando un emprendedor inicia una actividad, cuando consigue hacer realidad la puesta en marcha de una idea empresarial, a veces por obligación a veces por voluntad propia, el primer paso que debe dar es preparar un “plan de negocio” un plan a través del cual conseguirá todos los objetivos marcados a corto, medio y largo plazo; es lo que los asesores financieros denominamos “planificación financiera”.

Pues bien, una vez marcamos los objetivos que queremos que consiga nuestra “empresa” lo siguiente es saber qué acciones y con qué instrumentos queremos llevar a cabo para lograrlos; estos es, cuál es la mejor estrategia para conseguir nuestros objetivos. Y aquí es donde entra la acción de diversificar.

Pero, ¿qué es la diversificación?

La diversificación es un concepto que hemos escuchado con frecuencia y que en los últimos años –especialmente tras la crisis financiera del 2008- ha logrado posicionarse como un aspecto relevante y fundamental dentro de una buena estrategia de inversión y de ahorro de costes para nuestra actividad.

Diversificar significa “no meter todos los huevos en la misma cesta”, acción que cumple con la premisa fundamental de la inversión financiera que es que:

LA DIVERSIFICACIÓN ES LA MEJOR FORMA DE REDUCIR EL RIESGO DE INVERSIÓN.

Es mejor invertir en dos acciones que solo en una y, aún mejor, invertir en veinte que en dos. Esto también se aplica a los países y los sectores de la economía, para que las inversiones sean más seguras y menos volátiles. Si todo nuestro “ahorro” está en acciones de una empresa y esta falla o pierde dinero, nuestro ahorro sufre. Pero si hemos diversificado nuestras inversiones entre 20 empresas y una de ellas no obtiene buenos resultados, el impacto negativo para nuestro ahorro será mucho menor.

Diversificar es equiparable a proteger el ahorro. En España se tiende a invertir todo el ahorro en mercado nacional. No obstante, esta práctica hoy se ha demostrado excesivamente arriesgada. El país no crece y su mercado no ofrece buenos resultados. En cambio, otras muchas zonas del mundo continúan creciendo a buen ritmo, pero el ahorro de los españoles no se está beneficiando de ello.

Otro error habitual agravado ahora por la crisis y la incertidumbre es concentrar un exceso de ahorro en depósitos o cuentas corrientes, sin tener en cuenta que gran parte de ese dinero lo usaremos a largo plazo.

Por tanto, se pierden las oportunidades de revalorización que ofrecen otros productos más adecuados al largo plazo. No es posible  realizar una buena planificación financiera y estratégica sin una adecuada diversificación, ajustada al perfil de cada persona o empresa y ciclo de vida. En mi actividad se dan muchos casos de personas que creen tener una buena diversificación de su ahorro/inversión; es el caso, bastante extendido de un señor que se calificaba a sí mismo de inversor prudente y lo argumentaba en dos pilares: primero, porque tenía sus ahorros colocados en sólidas blue chips españolas, y segundo, porque su capital estaba diversificado al haberlo invertido a partes iguales en cinco compañías (dos bancos, una eléctrica, una petrolera y una telefónica). Lo sorprendente no es que tenga todo su capital en bolsa española, sino que se considerara un inversor prudente, con una diversificación, según él, que le permitía estar exento de sustos.

¿Y CUÁL ES LA ESTRATEGIA DE DIVERSIFICACIÓN QUE DEBO LLEVAR EN MI AHORRO/INVERSIÓN?

¿CUÁL ES LA ESTRATEGIA CORRECTA, PARA PROTEGER Y OPTIMIZAR LOS RESULTADOS DEL AHORRO Y DE MI EMPRESA?

La detallo a continuación:

1. Diversificación temporal. Para distribuir nuestro ahorro en el corto, medio y largo plazo de acuerdo a nuestras necesidades.

2. Diversificación entre títulos. Cuantos más títulos mejor, y mejor aún con fondos de inversión.

3. Diversificación geográfica y sectorial. Sirve para evitar el riesgo de invertir en un único país, sector o mercado.

4. Diversificación por potencial de crecimiento. Aprovechando también el crecimiento a largo plazo de determinados países, sectores y empresas emergentes.

5. Diversificación por tipología de instrumentos. Es importante combinar distintos productos para aprovechar las ventajas de cada uno de ellos.

Evitar el error de algo tan básico como “no poner los huevos en una misma cesta” es una de las responsabilidades de los asesores financieros, que utilizamos la diversificación como uno de los fundamentos de la planificación financiera de cada uno de nuestros clientes.

Si has sido un/a avezado/a lector/a, te habrás dado cuenta de que no he hablado de diversificación entre entidades bancarias, un postulado anticuado, cortoplacista, erróneo y que lleva implícito muchos más riesgos de los que uno puede imaginar para un ahorrador; distinto es para un emprendedor que para la parte de financiación de su actividad es lo aconsejable, pero eso es el cuerpo de otro artículo..

Roberto Javier García Family

Banker de Banco Mediolanum

    «Las opiniones vertidas en eldacoworking.es no son, en ningún caso, la opinión de Banco Mediolanum. Son opiniones o afirmaciones personales y nunca suponen una recomendación de contratación».

 

About the Author

Leave a Reply 0 comments